“Siento vacío interior y no sé por qué”: Claves para gestionar esta sensación

¿Qué pasa en nuestra vida cuando sentimos un vacío?. Puede que lo tengamos todo, puede que tengamos salud, éxito, puede que contemos con mucha gente que nos quiere y a quien querer, y sin embargo, nos falta algo, hay una insatisfacción allí que no entendemos, ni mucho menos queremos sentir.

 Y cuando no es todo así, a priori “perfecto”, entonces pensamos que el vacío se debe a que no tenemos pareja o a que la que tenemos no nos ama como deseamos, o al continuo goteo de padecimientos de salud, o al bajo salario que recibimos, o a la falta de reconocimiento de nuestros hijos, etc, etc.

La cantidad de justificaciones que nos creamos para explicar esa desazón en nuestro corazón, siempre la encontramos afuera, fuera de nosotros siempre creemos hallar las causas de nuestra infelicidad.

¡He aquí una gran noticia!, podemos llenar el vacío desde nosotros mismos, la respuesta está dentro nuestro. Esto pone las cosas más fáciles o difíciles, según se quiera mirar porque; si está en nosotros, significa que lo podemos resolver pero, también significa que hemos de tomar la responsabilidad de resolverlo.

Y ¿qué es eso que tenemos dentro que va a llenar ese vacío interior?, Nuestro propósito de vida. Un propósito de vida no es más que la visión ideal de nosotros mismos. Si pudiéramos escoger, ¿quien seriamos?, ¿qué haríamos en ese rol, que conseguiríamos con nuestra vida?. ¿Sabes?, Puedes escoger quien quieres ser.

A continuación te comparto enumerados, los beneficios que obtenemos cuando tenemos un propósito de vida claro:

 1) Auto-conocimiento. Para que cada quién dé con su propósito, ha de mirarse mucho hacia adentro. Es necesario un diálogo interior, en el que tomaremos en cuenta, nuestros gustos, creencias, mejorables, fortalezas, etc, y así finalmente, además de dar con el objetivo, nos cargaremos con un conocimiento sobre nosotros mismos que de no planteárnoslo, no obtendríamos de otra forma.

Cuando te conoces bien, primero; dejas de sufrir por el asalto intempestivo de las emociones, ya que sabes por dónde vienen y, luego, puedes aprovechar y usar estratégicamente tus fortalezas, puedes tomar precauciones y trascender tus debilidades. Así, asumes las circunstancias externas preparado(a) y dejas de ser una veleta que va donde sopla el viento, para ser capitán del timón, como se explica en el siguiente beneficio.

 2) Tomarás el control de tu destino. Ya no serás más, la víctima indefensa ni de otros, ni de las circunstancias; contarás con el conocimiento de tus propias ”armas” y, con la voluntad de un(a) guerrero(a), determinada por ese norte claro que visualizas; tu propósito.

3) Aumentarás tu autoestima y la confianza en ti mismo(a). No hay fórmula mágica para desarrollar la tan codiciada alta autoestima, menos si ya no eres un(a) niño(a). Todo esos conceptos que siempre has escuchado que son tan importantes para poder ser feliz, se desarrollarán y afianzarán, natural y automáticamente en ti, con cada logro o reto superado en el camino hacia la conquista de tu propósito. Es decir, a fuerza de ir demostrándote que puedes, irá creciendo el amor y la confianza en ti mismo(a).

 4) La ilusión llenará tu vida. Llegar a un propósito final (aunque comprobarás que una vez conseguido, gozosamente te plantearás más), implica ganar muchas carreras por el camino y, levantarte cada día con ese sentido de auto conquista, teñirá tu vida de colores, hará desaparecer la sensación de vacío, de rutina, y nunca mejor dicho, del sin sentido.

 5) Te convertirás en un regalo para los demás y para la sociedad. Cuando coges la vida y sabes por qué, para qué, y cómo, te conviertes en una persona que transmite esperanza, que proyecta fuerza, positivismo y entusiasmo, alguien a quien siempre querrán tener cerca los demás. Además, habrás sembrado en ti unos valores que espontáneamente te llevarán a la solidaridad, querrás compartir lo que has aprendido y la alegría de la vida.

 El coaching es un medio práctico y directo para conocer y conquistar tu propósito, así que estamos a tu servicio en ese sentido, queriendo aportar nuestro granito de arena en tu viaje hacia la cumbre…

La vida es una aventura de exploración para evolucionar, de hecho, no se trata tanto de la meta, sino de la vía hasta allí, o sea que puedes encontrar un propósito y modificarlo más adelante, porque te das cuenta de que ya no eres esa persona que inició el camino. Disfruta de esa exploración, eso sí, siempre tomándote en serio tu felicidad, fijando un norte y siendo…Capitán de tu destino. 

——————————————————————————————————-

Por María Elena Bracho – Directora de Comunicación y RRPP de Motivalia Coaching y autora del blog “Según tus reglas” 

¿Nos ayudas a llegar a más personas? Si consideras que el artículo puede aportar valor a otros/as, por favor dale a compartir a los iconos de la redes sociales. Puedes ser inspiración de muchos con una simple acción :) ¡Gracias!