¿Por qué hacerlo fácil si se puede hacer difícil?

¿Me he equivocado en el título del artículo?

No, no, así es como quería compartirlo porque…aunque suene contrario, es eso lo que sucede y lo que me encuentro en sesiones, talleres, consultorías, con cierta frecuencia…

Tenemos cierta tendencia a hacer lo lo fácil, difícil…

El ritmo de vida al que estamos sometidos, obligaciones laborales, presiones sociales, responsabildades familiares
y la mente saturada de información (conocido como infoxicación) y repleta de cosas que consideramos
“necesidades”…

…gastamos una buena parte de nuestra energía y tiempo ( = vida) complicándonos la existencia. 

Corriendo de un lado para otro con la sensación de que no llegamos a nada, haciendo colección de objetos inútiles,
habitaciones y estanterías repletas de cachivaches, colección sentimientos negativos…¡Basta ya!

Esta es mi propuesta de hoy: ¡Libérate!

Libérate de todo lo que supone un exceso de equipaje en tu día a día, en tu ser, en tus relaciones y en
“tu planeta”…¡Simplifica tu vida!

Haz limpieza y deja espacio en tu interior, en tu vida…es la única manera de que des entrada a nueva luz, nuevas
relaciones y emociones que no sobrecarguen tu vida.

¿Cómo podemos dejar paso a lo esencial?

1. Hazte buenas preguntas: 

– ¿Este obejto, este sentimiento, esta persona, esta acción…es indispensable, útil o esencial?

– ¿Contribuye a hacerme feliz de verdad?

Te ayudarán a priorizar la salida de aquello que no resulte esencial en tu vida.

2. Pon orden. En tu casa para ganar espacio, en tus obligaciones, para ganar tiempo, o en tus pensamientos
negativos…

…para pasar página, ordenar las cosas te permitirá separar lo ensencial de lo superfluo.

3. Lo que te falta búscalo en lo que tienes. 

“Lo esencial para la felicidad en la vida es lo que tenemos en nosotros mismos” A. Schopenhauer 

Haciendo hueco, poniendo orden, tirando cosas…te permitirá recibir lo que verdaderamente deseas, estar más en
conformidad contigo y menos pendiente de las tendencias y otras necesidades superficiales.

4. Concéntrate en vivir aquí y ahora. 

Perdemos mucho tiempo dando sentido al pasado y anticipando lo que vamos a hacer o va a suceder…

Contrario a lo que suele decirse, sí soy de las que piensa que, el pasado o el futuro determina tu vida si es que vives
en ellos…

Simplificar la vida es concentrarse en el prensente, estar aquí y ahora. ¡Se puede!, es una cuestión de práctica y repetición.

¿Qué ves? ¿Qué hueles? ¿Qué sientes?…son preguntas que te ayudarán a vivir el momento presente.

Simplificar la vida es dar un trato privilegiado a lo esencial. 

Cultivarla dia a día la simplicidad, es sembrar semillas de tranquilidad y bienestar, dejar sitio a nuestro verdadero yo…

…volver a descubir lo que de verdad te gusta y te importa y encontrar al fin, tiempo para vivir. 

A veces restar (cosas, personas, emociones, pensamientos negativos…) es ganar en calidad de vida y felicidad.

¿Restamos?

¿Cómo empezarás a simplifcar tu vida? Comparte con nosotros en la página de facebook de motivalia…

Serás ejemplo de muchas personas e inspración para otras.

>> Sí, quiero compartir y ayudar a simpificar mi vida y la de los demás (Haz clic aquí) 

¡Gracias por compartir!