Algunas ideas para tomar decisiones acertadas

Gracias a esos comentarios recibidos de vuestra parte, en nuestras redes sociales y por éste mismo medio, he conectado con un muy hermoso y liberador que hoy quisiera compartiros.

 A lo largo de toda la vida, hemos pasado y seguiremos pasando por “momentos de transición”, me refiero a momentos en los que tomamos decisiones que, pueden cambiar significativamente el rumbo de nuestra vida. Es imposible librarse de ellos y ¡menos mal!, atravesándolos, nos transformamos en mayor o menor medida y nos desarrollamos.

 Cuando nos encontramos en éstas encrucijadas nos llenamos de dudas y de expectativas, buscamos desesperadamente una garantía de que la decisión tomada es la acertada y para ello, muchas veces, pedimos opinión y guía a otros, generalmente a aquellas personas a las que confiamos o admiramos.

Pues bien…

 El primer paso para acertar con tu decisión es…que la respuesta salga de ti.

Puede ser útil tener como variables a contemplar, las respuestas de otros pero, que sean sólo eso, opciones, que no se conviertan en tú refugio porque, sólo a través de tu verdad, tomarás la decisión que más expansión te traerá. 

 Piensa algo, esa gente que “quieres dejar” que decida por ti, ¿está en tu situación?, entonces ¿cómo puede tener tu perspectiva?. ¿Le hace felíz o le dan miedo, las mismas cosas que a tí?, entonces ¿cómo podrá darte una respuesta que te vaya en la práctica a satisfacer?. ¿Es infalible en su propia felicidad, o ha pasado también por momentos duros o de insatisfacción en su vida?, entonces ¿qué le da más competencia que a tí mismo, para buscar una solución?

 En tu interior hay una sensación, no racional, que te entusiasma, y que te hace sentir más vivo, cuando das con esa solución perfecta para ti; es tu intuición. La intuición es el recurso más auténtico que tenemos las personas para conectar con nuestro bienestar. Y ¿cómo determinamos la intuición correcta?, por el entusiasmo que te genera respecto a una idea…y si no te llega ninguna, quizá te estés cohibiendo hasta de plantearte posibilidades, con prejuicios limitantes muy instalados en ti.

 Por supuesto, no se trata de decidir a lo loco ;)…A continuación te comparto algunas ideas que puedan serte de utilidad.

 1) Haz una lista con las opciones que estás dispuesto a afrentar.

 2) Evalúa qué obtienes, en qué te beneficia, cuál es el propósito de cada opción .

 3) Evalúa qué dejarás con cada opción.

 4) Piensa en tu entorno, tu familia, compañeros, etc. ¿Cómo les afecta a ellos la opción que elegirás y hasta qué punto es importante para ti?

 5) Finalmente, plantéate todo lo que esa solución exigirá de ti, y hasta qué punto lo vas asumir. Así estarás preparado para llevar a cabo con más seguridad, lo que sea necesario.

Tú creas tu realidad, y no al contrario…

Crea una realidad que te guste, que te maraville, una que contagie de energía tu entorno y que te lleve a despertar sino todos, casi todos los días, satisfecho con quién eres, orgulloso de ser tú.

——————————————————————————————————-

Por María Elena Bracho – Directora de Comunicación y RRPP de Motivalia Coaching y autora del blog “Según tus reglas” 

¿Nos ayudas a llegar a más personas? Si consideras que el artículo puede aportar valor a otros/as, por favor dale a compartir a los iconos de la redes sociales. Puedes ser inspiración de muchos con una simple acción :) ¡Gracias!