Adiós…Encantado de conocerte

¡Atención! Los resultados en tu vida tienen que ver (en parte) con las personas que te rodean… 

 Es maravilloso tener gente que nos quiera y a quien querer, gente a nuestro alrededor en quien apoyarnos, que nos apoya y desea lo mejor para nosotros. Sin embargo, ¿somos conscientes de la influencia en nuestra vida de esas personas?. En la adolescencia, elegimos a conciencia nuestro círculo social pero, de adultos, nos adaptamos a la gente “que nos toca”, según nuestras circunstancias, sin muchos miramientos ni expectativas.

¡¡Error!!, lejos de prejuicios o discriminaciones, el objetivo de éste artículo es despertar nuestra consciencia acerca de lo crucial que resulta elegir a quién queremos mantener cerca, en nuestra vida.

He aquí algunas consideraciones para entender lo decisivo que es, relacionarnos con la gente adecuada para cada uno.

 – Somos como barras de plastilina.

Si los medios de comunicación, la publicidad, etc, condicionan nuestros gustos, creencias y conductas, imagina cuánto más, influye en nosotros, la gente cercana con la que compartimos el día a día. Sin quererlo, es una característica innata del ser humano; somos imitadores y, poco a poco, sin darnos cuenta, terminamos repitiendo acciones y compartiendo ideas. ¿Por qué no imitar en positivo, entonces?

 – Todas nuestras relaciones tienen un efecto sobre nuestras creencias y nuestro comportamiento.

No hace falta que seamos concientes de ello, no hace falta tampoco que sintamos simpatía, no hace falta que seamos muy íntimos, aunque mientras más cercana es la relación, mayor influencia tiene sobre nosotros.   Somos seres naturalmente sociables que buscamos la compañía de otros y la aceptación del grupo y a partir de ahí nos amoldamos al exterior.

– Personas que te suman o te restan.

Según el momento en el que estemos, notaremos como aquellos que nos rodean, nos hacen sentir bien y más poderosos o por el contrario, nos hacen sentir más preocupados o débiles. No se trata de juzgar como buenos o malos, a la gente, simplemente observemos si su compañía nos impulsa hacia nuestras metas o nos “corta” las alas, incluso, en nombre del amor.

– ¿Culpables?

Recordemos que cada persona “es un mundo”, con una cultura y creencia particular. Generalmente, nunca nos perjudican a propósito, sino inconscientemente pero, eso no lo hace menos nocivo. Valorémonos lo suficiente como reconocer que nos merecemos lo mejor y desde ahí, elegir sólo lo que será beneficioso para nosotros.

 – No se trata de excluir, sino de no incluir.

No pretendo proponer que nos volvamos antisociales “tiquis miquis” que no se relacionan con nadie, ni maleducados que no saludan ni se integran en acontecimientos sociales, la propuesta lo que defiende es que aquellos cercanos, aquellos a quienes vamos a escuchar, aquellos que son o serán referente para nosotros, han de ser personas que nos sirvan de ejemplo positivo, que refuercen nuestra esperanza, que nos motiven a seguir adelante, que nos acompañe en nuestro desarrollo.

 Finalmente, en un puñadito de afirmaciones te doy algunas herramientas para aprovechar la compañía positiva y enriquecer aún más tu vida:

 -Busca a acercarte a referentes exigentes para ti, personas que sean un ejemplo de superación, de integridad y congruencia.

 -Tu tiempo es muy valioso, no desperdicies ni un minuto más con aquellos que te restan o que te distraen de tu proceso de crecimiento, ni con aquellos que te contagian de emociones negativas, el miedo, las dudas, la inseguridad, la envidia, etc. Dosifica tu tiempo.

 -Aprende a elegir lo que vas a compartir y con quién. Aunque quieras muchísimo a una persona, no es necesario que le cuentes todo. Mide bien el efecto que tendrá en ti la reacción de esa persona y decide entonces si vale la pena compartir esa información o no.

 -Será mucho más fácil llegar a donde te propongas, si cuentas con gente a tu lado, enriquecedora y por el contrario, mucho más cuesta arriba, si los que te rodean, ponen en peligro tu visión.

Si detectas que alguien es tóxico en tu vida, sé consciente de todos los aprendizajes que te ha ofrecido y con agradecimiento puedes decirle: Adiós, encantado de conocerte.

——————————————————————————————————-

Por María Elena Bracho – Directora de Comunicación y RRPP de Motivalia Coaching y autora del blog “Según tus reglas” 

¿Nos ayudas a llegar a más personas? Si consideras que el artículo puede aportar valor a otros/as, por favor dale a compartir a los iconos de la redes sociales. Puedes ser inspiración de muchos con una simple acción :) ¡Gracias!